La problemática del mercado libre de vivienda

El mercado libre no puede dar respuesta a las necesidades de toda la población

Un 40% de los hogares catalanes deben realizar un sobreesfuerzo para pagar el alquiler. Es uno de los valores más elevados de la Unión Europea, 15 puntos porcentuales por encima de la media.

Sobreesfuerzo en el pago de la vivienda de alquiler a precios de mercado:
porcentaje de hogares que destinan más del 30% de los ingresos.

Fuente: Observatorio Metropolitano de la vivienda de Barcelona.

Desgraciadamente, esta situación es especialmente grave en el caso de las rentas más bajas, que llegan a destinar entre un 50 y un 60% de sus ingresos al pago del alquiler.

Si tenemos en cuenta que casi el 70% de los inquilinos y arrendatarios de Cataluña se concentran en los 5 primeros deciles de renta (es decir, se corresponden con las rentas más bajas), nos haremos una idea más precisa de las dificultades que sufre una parte importante de la sociedad.

Porcentaje de los ingresos destinados al pago del alquiler según deciles de renta.

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos la Encuesta de condiciones de vida 2012.

En la siguiente tabla se analizan los costes máximos de un alquiler sostenible para cada uno de los deciles de renta. El estudio pone de manifiesto como, una buena parte de la población, sólo puede hacer frente sin sobreesfuerzo a unos costes de alquiler entre los 179 y los 500 € mensuales.

Estas cifras evidencian claramente que el mercado libre no puede dar respuesta a las necesidades de toda la población y que se necesitan políticas y acciones decididas en favor de la vivienda social de alquiler si se quiere luchar contra la exclusión residencial .

Renta familiar disponible y coste máximo soportable del alquiler por deciles.

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos la Encuesta de condiciones de vida 2012 aplicadas 2018.

Un 40% de los hogares catalanes deben realizar un sobreesfuerzo para pagar la cuota de alquiler

El agravio a las personas
con discapacidad

En este contexto de dificultad de acceso a la vivienda por razón de su coste, destaca con un especial dramatismo la situación de las personas con discapacidad, las que ven agravada su situación por la ínfima proporción de viviendas disponibles, ya que menos del 1% del parque de vivienda es accesible.

Como consecuencia, deben asumir costes de rehabilitación o pagar una renta más alta con el fin de acceder a una vivienda adaptada a sus necesidades.

Según el estudio “Agravio económico de las personas con discapacidad de la ciudad de Barcelona”, realizado a partir de datos de 2017, el sobrecoste que soporta este colectivo es de entre 17.700 y 41.200 euros anual

Más sobre la vivienda social de alquiler:

La función social de la vivienda

El acceso a la vivienda es clave para lograr ciudades y sociedades sostenibles, seguras e integradoras
Más

El problema del mercado libre

Un 40% de los hogares catalanes deben realizar un sobreesfuerzo para pagar la cuota de alquiler
Más

La vivienda social de alquiler

La vivienda social de alquiler da respuesta a quien no puede hacer frente a los costes del mercado libre
Más

La situación en Cataluña

Las viviendas de alquiler social de Cataluña representan sólo el 1,5% del total del parque
Más