Porque apoyar la iniciativa privada?

Sumando esfuerzos desde la corresponsabilidad

En el marco de la responsabilidad insoslayable que tiene el sector público de garantizar vivienda digna a todos, la colaboración público-privada debería tener un papel destacado.

Invertir en vivienda asequible es socialmente justo y necesario, y disfruta de una importante compensación social y económica, mejora los resultados educativos y ahorra futuras gastos sanitarios a la vez que aumenta la protección de los grupos más vulnerables.

La prioridad de las administraciones públicas debería ser la planificación del uso del suelo, la implementación de políticas de vivienda amplias y el estímulo de la innovación por parte de los sectores de la construcción y de la rehabilitación. La iniciativa privada podría hacerse cargo de gran parte del resto.

Naturalmente, esta estrategia conlleva destinar presupuestos públicos en el Tercer Sector, pero la experiencia demuestra que la colaboración público-privada no sólo contribuye decididamente a la viabilidad económica de las viviendas sociales de alquiler sino que también fortalece la red de operadores y mejora significativamente la eficacia de la respuesta a las necesidades sociales garantizando el retorno de la inversión realizada